enero 31, 2018

Criptomonedas en México. ¿Qué esperar?

Fernando Eraña

Expectativas regulatorias ante la popularización de las criptomonedas.

La actitud del Estado mexicano frente a las criptomonedas ha evolucionado favorablemente desde aquella advertencia, en el año 2014, en dónde el Banco de México advertía sobre los riesgos de las criptodivisas, indicando, entre otros, que no son monedas de curso legal, que no tienen poder liberatorio de obligaciones de pago y su falta de supervisión por las autoridades[1].

La iniciativa de Ley Fintech, actualmente  en la Cámara de Diputados en espera de ser discutida, finalmente acepta la realidad de las criptomonedas y las incorporaría al ordenamiento jurídico mexicano. Una vez que sea aprobada la Ley Fintech, las autoridades financieras deberán emitir regulación secundaria para aterrizar los conceptos de la ley. Con respecto de las criptomonedas, podemos esperar lo siguiente:

  1. Las criptomonedas quedarán sujetas a autorización y supervisión del Banco de México, y su uso podrá estar sujeto a restricciones de dicho banco central.

Se establece que será el Banco de México quién determine qué criptomonedas podrán ser utilizadas en el país, así como las condiciones y restricciones para su uso, tomando en cuenta, entre otros aspectos, el uso que el público dé a las criptomonedas como medio de cambio y almacenamiento de valor o el tratamiento que se les dé en otras jurisdicciones. Cómo se hará esa determinación está por verse, por lo pronto, el proyecto de Ley no da muchas pistas y remite a eventual regulación secundaria por parte de Banco de México.

  1. Las plataformas de intercambio de criptmonedas tendrán que cumplir con reglas de operación.

Uno de los mayores retos para las autoridades financieras será la supervisión de las plataformas de criptomonedas, las cuales tienen un apartado especial en el proyecto de Ley Fintech[1]. Dicho proyecto ya fija algunos criterios sobre cómo deberán operar estas plataformas, los cuales deberán ser desarrollados posteriormente mediante regulación secundaria: (a) en el caso de compraventa de criptomonedas, el contravalor deberá entregarse y liquidarse en el mismo acto de la compraventa y (b) los administradores de activos virtuales que reciban dinero por la enajenación de criptomonedas, deberán devolverlo a sus clientes cuando las operaciones correspondientes no se lleven a cabo conforme a la regulación aplicable.

  1. Habrá un énfasis en la prevención del uso de las criptmonedas para evitar lavado de dinero.

Quizá el tema más relevante para las autoridades sea el de la prevención e identificación de operaciones con recursos de procedencia ilícita. En ese sentido, como parte de la iniciativa de Ley Fintech se modificará la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita para incluir a las fintechs en el rubro de “entidades financieras”, por lo que las Fintech estarían obligadas a (a) establecer medidas y procedimientos para prevenir y detectar actos, omisiones u operaciones que pudieran constituir operaciones con recursos de procedencia ilícita[2] y (b) identificar a sus clientes y usuarios; de tal manera que deberán reportar a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a la Comisión Nacional de Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros y al Banco de México, según corresponda, aquella información relacionada con sus actividades y las operaciones de financiamiento, inversión, ahorro, pagos o transferencias que determine la autoridad correspondiente mediante disposiciones de carácter general.

En este sentido, México seguramente seguirá la tendencia marcada por otras naciones, tales como el Reino Unido, en dónde se pretende que las plataformas de intercambio de criptomonedas también queden bajo el amparo de las autoridades anti-lavado[3], o Corea, en dónde ya se propusieron medidas de emergencia para regular las criptomonedas, las cuales se enfocan en atacar actividades ilegales que utilicen criptomonedas (tales como esquemas ilegales de levantamiento de capital o ventas fraudulentas de criptomonedas, transacciones de substancias ilegales utilizando criptomonedas o el ocultamiento de ingresos por actividades ilegales) y en prevenir una especulación excesiva derivada de la entrada desregulada de nuevos inversionistas (tales como prevenir que menores y extranjeros no-residentes accedan a transacciones con criptomonedas)[4]

 

[1] Banco de México, 10 de marzo de 2014.

[1] Instituciones de Administración de Activos Virtuales.

[2] Artículo 400-bis del Código Penal Federal.

[3] Lawrence, Jonathan; UK Treasury looking to regulate cryptocurrencies, 10 de diciembre de 2017. Lexology.

[4] Kyu Sik Kim y Myung Jong Hong; Proposed Emergency Measures to Regulate Cryptocurrency (Korea). 21 de diciembre de 2017. Lexology.

•••

 

 

 

 

  • Compartir publicación en: