enero 8, 2018

Ley Fintech. ¿En qué vamos?

Fernando Eraña


El pasado noviembre el Senado aprobó un proyecto de Ley Fintech amigable al emprendedor, el primer paso para la regulación de las Fintech en México.

LEY FINTECH – ¿EN QUÉ VAMOS?

1º de enero de 2018

El pasado 30 de noviembre de 2017 la Cámara de Senadores, en su calidad de Cámara de origen, aprobó la iniciativa de Ley Fintech[1], que tiene por objeto “otorgar un espacio regulatorio para que la prestación de servicios financieros a través de innovaciones tecnológicas se desarrolle y florezca”[2]. El Decreto de Ley Fintech implica la creación de una ley que específicamente regule las empresas de tecnología financiera y adapte el ordenamiento legal financiero mexicano a la nueva realidad de las tecnologías financieras.

La iniciativa de Ley Fintech se ha centrado en su mayor parte en el aspecto regulatorio por parte del Estado, cuyas autoridades financieras (CNBV, CONDUSEF y Banco de México) adquirirán amplias facultades de supervisión y sanción; y en los estándares de cuidado que deben cumplir las empresas Fintech para poder operar, los cuales se definirán mediante regulación secundaria. Este último punto ha sido muy álgido, ya que en él estará la clave para que la industria florezca: demasiada regulación creará barreras de entrada infranqueables para los emprendedores, una regulación inadecuada hará ineficiente la supervisión por parte de las autoridades financieras.

Por lo pronto, podemos decir que el Senado hizo varias adecuaciones para producir un proyecto de Ley amigable a los emprendedores sin poner en riesgo la supervisión preventiva que debe existir en los servicios financieros. “El detalle” seguirá estando en la regulación secundaria, pero consideramos que el Senado produjo un buen proyecto, que deberá ser aprobado por la Cámara de Diputados durante 2018[3].

A continuación hacemos un breve recuento de los cambios que aprobó el Senado y que consideramos relevantes para que la industria pueda desarrollarse en forma independiente a la banca comercial:

  1. Neutralidad Tecnológica. Se incorporó el principio de neutralidad tecnológica como uno de los principios rectores de la Ley Fintech. El principio de neutralidad tecnológica consiste en que el Estado no ha de imponer preferencias a factor o en contra de una determinada tecnología[4], es decir, “el concepto de neutralidad tecnológica se usa preferentemente a la hora de describir la actitud que se espera por parte de la Administración Pública en relación con sus proveedores, sobre todo tratándose de proveedores de bienes y servicios informáticos”.
  1. Criptomonedas
  1. Autorización para operar como Fintech. Se acota la discrecionalidad de la CNBV para autorizar la organización de IFT, estableciendo que dicha autorización se otorgará cuando a juicio de la CNBV se cumplan adecuadamente con los requisitos previstos en la ley.
  1. Igualdad ante las Entidades Financieras. Quizá este sea uno de los cambios más relevantes del proyecto aprobado por el Senado:

Modelos Novedosos. Se modifica redacción para abonar seguridad jurídica de Modelos Novedosos de tal manera que, al igual que con la autorización para operar como fintechs, la autorización o rechazo por parte de la CNBV deba fundarse y motivarse

[1] La denominación correcta es “Decreto por el que se expide la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera y se reforman, adicionan y erogan diversas disposiciones de la Ley de Instituciones de Crédito, la Ley del Mercado de Valores, la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito, la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros, la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia, La Ley de Protección y Defensa al Usuario de los Servicios Financieros, la Ley para Regular las Agrupaciones Financieras, la Ley de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores t la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.”

[2] Iniciativa de Ley Fintech.

[3] Ley Fintech, hasta 2018 en Diputados; El Economista, 7 de diciembre de 2018.

[4] La Neutralidad Tecnológica y el Software Libre. Proyecto GNU. Free Software Foundation.  (https://www.gnu.org/philosophy/technological-neutrality.en.html)

•••

  • Compartir publicación en: